Composición Ayto.
Datos de Interés
Localización
Solicitar Información
Anuncios Oficiales y Telefonos de Interés
Historia y Monumentos
Breve historia de Abanto
Escudo y Bandera
Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción
Ermita de San Fabián y San Sebastián
Ermita de San Esteban
Lugares Destacados
Nuestro Pantano
Castillo y Molino
Fuente del Hostal y otros
Festividades
San Antón
San Fabián y San Sebastian
San Blas
San Juan
San Esteban
Pardos
Fiestas y Localización
Asociación Amigos de Pardos y Fotos actuales
Pardos y su ojo
Pardos, Ruta del Cid
Peirón e Hitos Cidianos
Ermita de San Antón y de Santa Catalina (Pardos)
Progreso y Desarrollo
Canteras de Marmol
Links, Foro y Libro de Visitas
Conoce nuestras Peñas
Firma en la web
Foro de Abanto
Links de interés

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción
La iglesia parroquial emerge soberbia en el corazón del casco urbano. Es un edificio de piedra de sillería, del siglo XVIII. Basta con dar la vuelta a la plaza -una calle que empina en busca del monte- para admirar la portada barroca. De este mismo estilo es todo el templo, de planta rectangular con cabecera cuadrada y compuesto de tres naves, de las que sobresale la central cubierta con bóveda de lunetos, en tanto que las laterales se cubren con bóveda de arista. La del crucero es semiesférica, rebajada y ciega sobre pechinas, con tambor de luces. Consta de sotobanco y banco que descansa sobre un zócalo de obra que iría tapado por un frontal de altar. El cuerpo principal tiene una gran calle central entre columnas salomónicas que contiene en altorrelieve la Aparición de la Virgen a San Bernardo (Lactatio) y calles laterales con imágenes de los santos y abades cistercienses Alberico y Guillermo. El ático, empotrado en el testero y en forma de casquete semiesférico, muestra en su centro en relieve el Abrazo de Cristo a San Bernardo. Todas las imágenes restantes son también escultóricas y de temática cisterciense.

Abbad Ríos pone el templo bajo tutela de San Bernardo, y otros hablan de la parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

El caso es que la imagen de San Bernardo, obra en madera dorada, de fines del siglo XVII, preside el retablo del altar mayor, escoltado por columnas salomónicas y relieves representando escenas de la vida del santo. El que aparece en el centro representa "La aparición de la Virgen". Este retablo, según me cuentan, procede del Monasterio de Piedra y ello explica mejor que esté dedicado a San Bernardo. Tiene forma curvada, por cuanto primitivamente se adaptó al ábside de tambor. Así, pues, tuvo que ser modificado para instalarlo en la actual cabecera cuadrada. En el presbiterio destacan asimismo, a modo de zócalo, unos relieves de madera con escenas de la vida del santo titular. Otro más se conserva en la sacristía. En total son catorce, precedentes todos ellos de vecino monasterio.

El retablo de San Miguel contiene una excelente pintura que representa al titular en su lucha con el demonio, de 1520. Hay otros retablos dedicados, respectivamente, a San Antonio Abad, a San Blas, al Santo Cristo y a la Virgen del Pilar. Corresponden a los siglos XVI, XVII y XVIII. El que podría considerarse como retablo más antiguo no es tal, sino un sagrario gótico de finales del siglo XV.

El retablo mayor de la iglesia parroquial de Abanto, dedicado a San Bernardo, se adapta al testero del presbitero.

Gótica es también la cruz procesional, de plata dorada.

Retablo Altar Mayor
 
Nave Central de la Iglesia
Cruz de Plata Procesional
Retablo de a Virgen del Rosario
Página de inicio